La iglesia de San Andrés

La localidad de Fuentearmegil se encuentra situada al occidente de la provincia de Soria y al norte de las localidades de San Esteban de Gormaz y El Burgo de Osma.

La iglesia parroquial de la villa, consagrada bajo la advocación de San Andrés, es un templo al que comúnmente se le ha atribuido origen románico, con diferentes cuerpos añadidos o reformados posteriormente, como son la cabecera, la torre, la capilla del Cristo y la sacristía. Dicha descripción artística y cronológica se debe fundamentalmente a los canecillos de este estilo que presenta el pórtico de la iglesia, pero este cuerpo es también un añadido posterior, lo que se aprecia con un detenido estudio de sus paramentos.

La iglesia de San Andrés se nos presenta, hoy en día, con una única nave rectangular con tres arcos de acceso; de estos tres vanos sólo está en uso uno de ellos con forma ligeramente apuntada, correspondiente a un momento tardío del estilo románico o a un incipiente gótico. Los otros dos arcos se encuentran cegados y presentan ambos forma de herradura, por lo que se debe plantear un origen prerrománico para este templo; estos vanos nos hablan de cierta similitud de esta iglesia con las prerrománicas de San Baudelio, en Casillas de Berlanga, y San Miguel, en Gormaz. Realizando un detenido estudio de los paramentos y estilos artísticos de la iglesia, podemos determinar que la nave es el único elemento de la fábrica original del templo, siendo el resto de cuerpos añadidos o reformados con posterioridad, seguramente en los siglos XVII y XVIII. En primer lugar la torre presenta una inscripción que fecha su construcción en 1641; en su interior muestra una construcción de planta curva que acoge las escaleras de acceso al campanario y que, popularmente, se ha considerado un elemento anterior, pero que realmente se adosa a los lienzos interiores de la torre del XVII, por lo que debe haber sido erigida con el fin de servir de apoyo a las escaleras. Por su cara oeste se adosa a la torre la capilla del Cristo, que presenta la misma fábrica y estilo que el presbiterio, cubiertos ambos con cúpula de media naranja sobre pechinas y que han de adscribirse a los últimos años del siglo XVII o al siglo XVIII.

La capilla principal o presbiterio tiene planta cuadrada de grandes dimensiones y se adosa a su vez a la torre y a la nave, lo que unido a la datación que proponemos para su construcción, nos plantea la existencia de una cabecera anterior contemporánea a la nave, y con unas dimensiones más reducidas, del estilo de las que poseen templos similares como los ya comentados de San Baudelio y San Miguel.

En la cara norte se alza la sacristía del templo, de fábrica pobre y sin ningún elemento diferenciador. Esta estructura se adosa a la nave y a la cabecera, por lo que ha de ser obra del siglo XVIII como muy temprana. Por último en la cara sur la nave posee otra estancia ya comentada, con aspecto de pórtico, aunque únicamente abierto con un arco de acceso, afrontado con el actual de entrada en la iglesia. Este cuerpo es el que presenta los canecillos de estilo románico de los que hemos hablado. Es posible que en origen este cuerpo sí fuese una galería porticada, pues se aprecia por la situación actual de la mayoría de estos canecillos que este lienzo ha sufrido reformas.

La nave de la iglesia es la única estructura original conservada. En ella se mantienen de la fábrica original dos arcos de acceso de herradura, en las caras norte y sur, aunque posiblemente tuviese otro vano de entrada más, que estaría situado donde se encuentra el arco apuntado, al igual que en San Miguel de Gormaz, donde una puerta románica sustituyó otro arco de herradura en el mismo lugar en el que se encuentra en San Andrés el arco gótico. Ambos arcos de herradura se hallan cegados, como ya hemos dicho; el situado en el lienzo norte además se hallaba parcialmente cubierto por un revoco ya bastante antiguo, pero que permitía ver su existencia; en cambio el arco de herradura de la cara sur se ha descubierto hace escasos años, al perforar la pared con el fin de instalar la calefacción en la iglesia.

El interior de la nave se encuentra cubierto por un artesonado de estilo mudéjar de gran interés artístico. Un elemento mueble interesante de la iglesia es la pila bautismal, de estilo románico, localizada en la capilla del Cristo, realizada en una única pieza de caliza, con decoración a base de incisiones verticales en el exterior de la copa. Por otra parte, reformas acontecidas a finales del siglo XX, en el entorno de la iglesia, depararon el descubrimiento de numerosos enterramientos en tumbas antropomorfas al sur de la iglesia, según testimonios del pueblo, así como el hallazgo de dos estelas funerarias discoideas de cronología plenomedieval, que hoy se hallan insertas en el murete del jardín que se encuentra frente a la entrada de la iglesia. En el interior del campanario hemos hallado también otra estela funeraria, que según nos han comentado en el pueblo, procede también de las obras acometidas frente al templo.

A la vista del interés histórico y artístico del templo, generado en gran medida por estos hallazgos estructurales y muebles, el Servicio de Restauración del Patrimonio de la Dirección General del Patrimonio y Bienes Culturales de la Junta de Castilla y León, se ha ocupado de la realización de un proyecto de reforma, restauración y documentación arqueológica de la iglesia. En este proyecto integral el primer paso dado fue la restauración del artesonado mudéjar que cubre la nave de la iglesia.

Asimismo se han realizado catas murarias en todo el interior de la iglesia con la finalidad de documentar la posible presencia de pinturas cubiertas por enfoscados o revocos posteriores, teniendo en cuenta que en templos de la misma cronología existen pinturas pertenecientes a sus momentos iniciales, como es el caso de San Baudelio y San Miguel. Las catas murarias han deparado restos de pinturas de época contemporánea en diversas partes del templo (ábside, capilla del Cristo) así como otras, posiblemente del siglo XVI, en el lienzo norte de la nave, representando lo que parece ser un apostolado, pero bajo ellas pinturas no se han documentado otras de mayor antigüedad.

En el mes de julio del año 2006 la empresa UNOVEINTE S. L. ha realizado varias catas arqueológicas con el fin de determinar la secuencia constructiva de la iglesia, así como de conocer su estructura original. Los resultados de estas excavaciones se hallan actualmente en proceso de estudio por los arqueólogos de la citada empresa.

(extraído de la revista Arévacos, del Burgo de Osma)

Arturo Balado Pachón y Rodrigo Garnelo Merayo (UNOVEINTE S. L.)

3 comentarios

  1. quiero agradecer la generosidad de rodrigo Garnelo, uno de los firmantes de este importante trabajo sobre la iglesia de nuestro pueblo, al dedicar parte de su tiempo a modificar el artículo original introduciendo alguna de las conclusiones alcanzadas en su estudio. Muchas gracias, tanto a ti, rodrigo, como a tu compañero arturo.

  2. En un mensaje anterior rodrigo Garnelome encargó que diese recuerdos de su parte y de la de arturo balado, su compañero de trabajo, a Manuel, el alcalde anterior, al santos y al fermín, y lo digo aquí porque a lo mejor lo leen Susana o Marisa, Quique o estela,y se los dan antes de que yo vaya al pueblo este verano.

  3. Las correcciones a las que hace referencia Eutiquio son de errores cometidos por nosotros en la redacción, así que era justo enmendarlos. En cualquier caso este artículo no es más que un avance sobre los resultados de la investigación, esperamos disponer pronto de unos resultados más amplios para poder mostrarselos a ustedes. Saludos a todos los habitantes de Fuentearmegil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.