AL COTO REDONDO

Hoy escribo estos versos
a los pueblos de mi añoranza.
Para recordar con vosotros
con alegría y sin nostalgia

Los recuerdos del ayer
arraigados en mi alma.
Por esto y otras razones
de cariño y simpatía,

Cuando alguien me pregunta
qué es el Coto Redondo,
No digo nunca Fuentearmegil,
Ni Fuencaliente, ni Zayuelas ni Santervás.

Digo siempre: una comarca. De cuatro pueblos,
De cuatro pueblos hermanos, de cuatro pueblos amigos.
Cuatro pueblos para visitar sin prisa,
Para disfrutar el aroma de sus campos,
Paseando despacio, respirando su brisa.

Fuentearmegil En el centro del Coto está Fuentearmegil,
Mi pueblo querido donde yo nací.
Allí en su vieja escuela a leer y a escribir aprendí
Me encuentro lejos de ti Fuentearmegil de mi alna

Pero siempre están en mi mente
tus paisajes y tu gente
El prado y tus campos
con aromas de tomillo y cantueso

El canto de las gullurías, de los jilgueros
Y los ruiseñores. Y el pecu
Tus noches con su cielo,
tu cielo cubierto de estrellas
y la plaza.

¡Tus recuerdos me hacen llorar¡

Fuencaliente

En el norte del coto está Fuencaliente.
Los del corazón ardiente,
Los que te aprietan la mano,
Los que te miran de frente.

Con su torca profunda,
refugio de grajos,
historias de guardas y pastores.
El misterio está abajo.

No sé qué tiene Fuencaliente,
que a todos engancha.
No tiene grandes avenidas,
ni grande es su plaza.

Sus casas son de adobe,
blancas sus fachadas.
También tiene casas de piedra,
piedras bie alineadas.

No sé qué tiene Fuencaliente,
Que a todos engancha

Tal vez el viejo cuartel,
o el viejo molino,
o los muros del convento,
O la ermita de Los Remedios
con sus aguas termales,
Remedio de todos los males,
según dice la gente.

Fuencaliente, fuencaliente.
Pueblo amígo,, entrañable gente.

ZAYUELAS

Al suroeste del Coto Redondo está Zayuelas
Los que te ofrecen su casa,
Los que te ofrecen su mesa,
Los que te ofrecen su vino.
Los de la amistad sincera.

Pueblo moderno y antiguo,
Aromas de primavera.
Gente alegre, gente buena.
¡Gente de primera¡

Con sus casas de ladrillo y adobes,
y estrechas callejuelas.

Desde lo más alto del pueblo
preside la Magdalena
En su iglesia octogonal
todo el pueblo la venera.

SANTERVáS

Al este del Coto Redondo está Santervás,
Con sus calles adornadas de árboles y geranios,
Con su campo perfumado de tomillo, cantueso y romero.
Sus Villares romanos, filigrana de mosaicos.

El día de San Gervasio, su patrón,
hay gran algarabía.
Se escucha la música, la gente baila.
Todo es alegría.

Santervás se viste de gala
para honrar a su patrón,
A su patrón San Gervasio, que ha traído la alegría.
Este es Santervás.

Bonito pueblo del Coto Redondo.

2 comentarios

  1. Muchas gracias,Jonás por cómo expresas de una manera poética tus sentimientos profundos hacia los cuatro pueblos del Coto.Pues aunque nacido en Fuentearmegil,me parece que eres de los cuatro pueblos a la vez. Un cordial saludo.

  2. Muy Bonita la narracion de un lugareño de los cuatro pueblos que forman el Coto Redondo destacando toda su belleza paisajista y la nobleza de sus gentes que yo comparto,
    Saludos amigo Jonas Encabo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.