La España vaciada (17). La Exclusiva, una iniciativa privada que cubre las necesidades esenciales de los pueblos más pequeños.

Desde el año 2013 empezó a funcionar en la provincia de Soria una empresa social pensada especialmente para atender las necesidades de las personas que viven en pueblos donde han dejado de funcionar las tiendas de siempre, y ni siquiera están suficientemente bien atendidas las prestaciones sociales básicas, como la Salud, la Educación y los medios de transporte.

http://www.laexclusiva.org/wp-content/uploads/2016/09/banner_road.jpg

Victoria Tortosa y Hugo Francés, los dos emprendedores que han puesto en marcha La Exclusiva como un proyecto a la vez económico y social, están convencidos de que la despoblación que sufren los pueblos más alejados de las cabeceras de comarca. Se puede parar o por lo menos frenar algo ayudando a sostener y a emprender modos de vida acordes con la modernidad sin tener que renunciar por completo a las maneras tradicionales de vivir en nuestros pueblos.

Se trata de un empresa de distribución a domicilio, o sea, llevando a casa de los clientes lo que ellos necesitan sin cobrarles ningún recargo por el servicio. La idea es que nadie se vea obligado a abandonar su sitio por no poder cubrir sus necesidades diarias, como comprar la comida, tener los medicamentos que le hacen falta o cambiar de ropa renovando lo más viejo.

La pérdida de los servicios públicos ha ido haciendo cada vez más difícil la vida de las personas mayores en sus hogares, por lo que sus hijos se ven empujados a meterlas en residencias para la tercera edad o llevárselas a las capitales donde ellos fueron de jóvenes a ganarse la vida cuando comprendieron que tenían que salir a trabajar fuera.

El mayor problema de las personas mayores que viven solas en pueblos que han ido quedándose prácticamente vacíos es la soledad y todas las consecuencias que trae no contar con un vecino para convivir a diario, ayudarse cuando alguien se queda sin pan o sin sal y, lo que es más serio, cuando surge una urgencia y no hay quien pueda echarte una mano porque los pueblos se han quedado sin gente.

La Exclusiva hace semanalmente cuatro rutas diferentes por las carreteras de la provincia, acercando la compra del supermercado, las medicinas o los libros escolares de los más pequeños de la casa hasta los últimos rincones donde vive una familia. Muchas veces la mayor necesidad es precisamente conversar un rato con alguien y compartir un malestar pesaroso, una preocupación por los hijos que viven en la capital y se quedaron en el paro, o la desgracia de saber que cuando su casa se cierre por última vez el pueblo quedará completamente despoblado a pesar de las cuadrillas de chicos y chicas, rondas de mozos y pandillas de mozas que llenaron sus calles con sus risas y sus cánticos en otros tiempos…

Victoria y Hugo tienen la impresión de que su proyecto de Logística Social, desarrollando su actividad desde hace ya más de siete años, está empezando a influir en cierto cambio de tendencia. Empieza a haber algunas personas que se plantean dejar la ciudad y volver al pueblo de sus mayores. Algunos que ya han vuelto han podido comprobar que es mucho más tranquilo, más sano y que el tiempo cunde mucho más porque no hay que dedicar una hora y media cada día para ir y volver a un puesto de trabajo demasiado competitivo y estresante. En definitiva, se gana en calidad de vida.

Para revertir la deriva de la España vaciada hacia su desaparición total hace falta adaptar las leyes a la realidad de los pueblos pequeños del siglo XXI, aplicando políticas públicas que apoyen nuevas iniciativas en zonas con riesgo severo de despoblación. como ya se está haciendo desde hace años en países europeos en condiciones parecidas a las nuestras.

Todavía estamos a tiempo para evitar la despoblación de nuestros pueblos. Es cosa de moverse, como lo ha hecho La Exclusiva, y ponerse en marcha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.