Hablando de Fuencaliente, te diré

Fuencaliente tiene una historia tan antigua como interesante.

Lo que a mi me ha llegado por transmisión oral es que el pueblo surgió al lado de un monasterio del siglo XII habitado por las monjas Bernardas que en el siglo XVI se trasladaron a Aranda de Duero con la virgen del valle que era la patrona, no me consta en qué momento surgió la virgen de los remedios pero seguro que se puede averiguar.

Alguien lo ha visto en los archivos de Aranda. Los abuelos contaban que sus abuelos vivian en las casas del otro lado del río.

Aún se conserva la tapia de toda la zona que ocupaba.

Ya esta derruido lo que yo conocí como el palomar pero aun se conservan murallas y nombres como La Bodega de las Monjas, La Huerta y Los Huertos que era la demarcación que ocupaba el monasterio. Cuando yo era pequeña había un cuartel de la guardia civil que todavía se Conserva, dos escuelas: la de los chicos y la de las chicas, teníamos al cura, y pudiera ser que hubiera alrrededor de 400 habitantes. Con un sistema económico-social perfectamente autosuficiente apenas se utilizaba el dinero, era mas bien trueque. Yo iba con mi padre con el carro y los machos al mercado al Burgo y San Esteban con patatas alubias cerdos, y lo vendíamos y traíamos badana y cosas para arreglar los aperos de labranza. Bajaban los de Santa María con cabrios y madera a cambiar por paja cebada alubias y lo que ellos no tenían. Todo estaba estructurado de una forma perfecta.

Había terreno común del pueblo y se turnaban para atenderlo y abastecer las cosas comunes como eran mantener las escuelas, el cuartel, la casa del cura y la casa de pueblo en condiciones, y abastecer de leña, mantener limnpios los lechos de los ríos y arroyos, mantener las regaderas en uso para poder regar, así como los caminos y el monte.

Este turno se llamaba adra. Buscaré documentación de cuando se compró el pueblo al marqués de Castroserna para el cual habían trabajado hasta entonces los habitantes, lo compraron 102 cabezas de familia a primeros del siglo XX, y lo contaré en otro escrito más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.