Apuntes del Libro de difuntos

Comienza con el entierro de una niña llamada Inés; hija de Agustín Aguilera y Francisca Carro, el 18-01-1800, ponte Fuente Axmegix, separado con x ax-ix en la capilla del Sto. Cristo (casi todos los niños se entierran en al Santo Cristo), se celebró misa de ángeles.

En los entierros de personas adultas normalmente sale el Santo Cristo, y alguna vez en algún niño, entonces tenían que pagar a la iglesia. Esto es aparte de lo que hay en las cofradías.

En las partidas de defunción aparece si hace testamento o no. Cuando hay testamento hay una cantidad más o menos de dinero; según las cosas que se piden en el testamento son éstas, aunque pueden variar unos de otros, misas funerales, novenas y a veces cantada, misas en cada uno de los altares, responsos, aniversarios, plegarias, clamores, cera en la parroquia y también aparece que se digan celebraciones en El Carmen del Burgo, San Francisco, San Esteban de Gormáz, Virgen de los Remedios, San Roque, San Bartolomé, en los Jerónimos. Respecto a esto también aparece la frase siguiente: «no hizo testamento por no tener de qué». Otros de entrada dice que son pobres y otros que no puede testar por su salud.

Hay una partida, la segunda del año 1801 que dice… A 8 de Febrero de 1801 di sepultura a Lorenzo, mozo, soltero de 24 años, no recibió los Santos Sacramentos por no dar lugar (a más) el accidente, esto se repite en algunos. Sólo recibió la E. U por no permitirlo el accidente, por no dar tiempo el accidente, pero en el año 1804 se da el caso que ocurre en cuatro muertes entre el dos de agosto y el 16 de septiembre.

1804 se encuentra muerto a un pobre en el corral de Valdelalobera, otra pobre entre 15-17 años natural de Santo Domingo de Silos, hay un matrimonio de 40 años que se llevan 10 días en el mes de octubre.

También en este año 1804 se mueren 30 personas adultas y 15 niños, y en el año anterior se mueren 23 adultos y 10 niños.

1805, hay un pobre que se entierra en el baptisterio antiguo.

1808 la madre del Sr. Cura párroco.

1816 hay una visita pastoral, la anterior había sido en el año 1790. Después de esta visita tengo que decir, que en adelante nunca se omitan nombres, apellidos, naturaleza, vecindad, sin son niños o solteros sus padres, el consorte, viudo, todo ello en el cuerpo de la partida, sólo al margen lo fundamental, nunca remitir a otra partida. Hay fechas mal puestas y partidas escritas después de otras que fallecieron después. Que se ponga también toda la numeración de hojas y que cuando se inscribe a alguien que ha muerto fuera del pueblo se pida la certificación, y si no se puede lograr digan en que parroquia u hospital murió. Hay enmiendas y tachaduras en renglones sin salvar, mando que se escriba con toda claridad y limpieza y si tuviere que recurrir a esos arbitrios los salve al pie de la partida, autorizando la nota con su media firma. Que se exhorte a los encargados del cumplimiento de los funerales a que cumplan a la mayor brevedad esta obligación y verificado se ponga la nota de cumplido al margen.

1833. En este año se entierra en San Roque el 4 de agosto a Manuel Juez Lagunas, hijo de Faustino y María, vecinos de esta villa, hasta el 13 de agosto de 1838 Josefa Moraga, consorte de 2ª nupcias de Manuel Sastre de 56 años. Se vuelve a enterrar en San Roque, 29 de enero de 1844, María Cabrerizo, consorte de 2º nupcias con Mateo Escribano y la última el día 17 de febrero de 1851.

El año 1852 se abre un nuevo libro.

1856. Visita Pastoral. Están bien las partidas pero no se subsanó como se dijo en la visita anterior, especial interés mando poner en escribirlas cronológicamente para poderlas conocer mejor y no equivocarse, tomando bien los informes y datos para hacerlo con toda legalidad, que se procura no dejar las cosas con faltas por lo que supone esto de fragilidad y olvidadizo que somos, que las partidas que hay sueltas se organicen bien para que nada se pierda.

A partir de 1860, se ponen menos notas de testamento en las partidas y después con D. José vuelven otra vez a ser largas.

28 de diciembre de 1869 aparece la partida de el soldado Ramón Antón de la compañía del batallón Dadadore del Rey, hijo de Andrés e Isabel, fallecido en el Hospital militar de La Habana el 26 de julio y para que conste expido la presente en Cuba a 27 de julio de 1869 habiendo hecho disposición testamentaria antes de irse, dice que se celebre por su alma la cantidad de 40 escudos y que se hagan clamores y plegaria un año, una luz y cuatro responsos por dicho primer año.

8 de mayo de 1879, hay visita del Arcipreste, donde dice que faltan datos, palabras soltero o casado, hijo de, consorte de, o da razón de porqué no ha recibido los sacramentos, ni edad, no se ajusta a modelo.

1883, el Sr. Obispo Pedro María Lagüera (su familia es la que hizo la fábrica de Lagüera) mandó a D. José Cabrerizo que subsanase todo lo que estaba mal.

18 de marzo de 1889, hay una partida que dice expresamente, se encontró en su casa suspendida de una soga y con todo, el tribunal eclesiástico declaró su cadáver digo de sepultura, no había testamento pero su marido dispuso como de costumbre (Manuela Encabo)

Año 1896. Sr. Obispo Victoriano Guisasola hace visita. Manda que se compre otro libro y que se pague con los dineros de la parroquia. Que se hagan los índices y se copie este decreto en el libro siguiente.

También este año hay un decreto por el que se reestructuran las parroquias.

1900 se hace visita pastoral por el Sr. Obispo José María García Escudero no encontrando nada que decir por estar todas bien redactadas.

El número de partidas de difuntos del siglo es de:

Adultos 466

Párvulos 413

Total 869

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.