Libro de fábrica

En las cuentas hay una cosa concreta, y es , que no daba, ni hacía, ni confeccionaba las cuentas el cura párroco sino otras personas que para eso eran designadas y así suelen comenzar las cuentas de cada dos o tres años que es cuando están hechas, aunque hacia el año 70 si es ya el cura el que las hace y dicen así:

En la villa de Fuentearmegil, a 22-11-1816. El cura párroco, D. Lorenzo Blanco en virtud de la Comisión que recibí del provisor y del vicario General de la Diócesis de Osma con fecha 20-11-1816 con la que por mi el notario fue requerido para el efecto de recibir cuentas de cargo (ingresos) data (gastos) a D. Francisco Antón de esta vecindad y mayordomo que ha sido por sus dos años (anteriores 1814-1816) hasta el día de la fecha siendo su cargo propio el alcance (lo que recibió 1814) rentas y demás emolumentos que en el tiempo de su mayordomía ha correspondido a dicha fábrica, para cuyo efecto el Sr. Juez de la Comisión hizo comparecer ante sí a D. Francisco Antón, el cual estando presente estaba pronto a dar la cuenta con toda formalidad, y sin fraude alguno y nombrar nuevo mayordomo, que sirva otros dos años y nombró a Francisco Antón Redondo de la misma vecindad y naturaleza el cual estando presente consintió en ello y el referido F.A.R. dijo que afianzaba y afianzó su persona, bienes muebles habidos y por haber en cuya vista repasó el cargo y data del modo siguiente:

Los ingresos suelen ser en estos años especialmente por lo que se recibe de las Fundaciones o réditos de las fincas de Cañicera y que las llevan a renta en los pueblos de Fuentearmegil, Alcubilla de Avellaneda, Guijosa, Zayuelas y Santervas; pero que no son de la iglesia estas rentas consistían principalmente en grano de diversidad de tipos (centeno, trigo, cebada, avena, titos garbanzos, corderos), además de esto estaba también ingresos por sepulturas para enterrar, por el bautizo de niños, sacar el Santo Cristo a los entierros, limosnas que las mozas recogían en Semana Santa, alguna rogativa y otras limosnas tanto en cera como en no cobrar los trabajos realizados para la Iglesia y hay una multa que se impuso a varios vecinos por subir a la Torre.

El año 1815 hubo una donación de D. Ramón Nafría en su última disposición que mandó desde otra parroquia donde murió a esta parroquia que había servido, la cantidad de 200 reales, de Diócesis Culto y clero, o asignación oficial, venta de cera vieja, como ingresos en momentos determinados se citan los siguientes.

A partir de 1875 las cuentas se hacen cada año, este año es la primera vez que aparece limosna del SSm Xto y San Roque así como la de quitar el manto a la Virgen el día de Resurrección y continúa todos los años, en el año 1879 las mozas recogen 476 huevos en la petición de cuaresma.

Es de señalar también que los años hasta 1860 se cuenta en reales y maravedíes, año 1860 se cuenta en reales y céntimos, los años 1865 al 1869 se cuenta en escudos y milésimas de escudo, para pasar el año 1870 a pesetas y milésimas.

910 reales y 90 maravedíes es igual a 81 escudos con 890 milésimas.

116,852 es igual a292 ptas. Con 130 milésimas.

Aparecen también unos ingresos por las vestiduras de los curas que han muerto y enterrado en la parroquia: por amito, alba, cíngulo, manipulo, estola, casulla y bonete.

Los gastos vienen a ser casi siempre los mismos, aceite para la lámpara en libras y arrobas y vasos, cera dos clases, una para la iglesia que sería el altar y otra amarilla para el tenebrario, poner y quitar monumento, cintas de sagrario, lavar la ropa y repasarla y compostura de las diversas ropas, planchas, algodón, oleos, epacta, arreglo de llaves y cerrajas, sogas de campanas, cueros, badajos, compras de telas para casullas, manteles, pendón, estandarte, corporales, puntillas, subsidios, contribuciones, cristales y vidrieras para las ventanas, limpiar y repasar naveta, incensario, custodia, vinajeras, oblata pan y vino, escobas, muchos retejos tanto de la iglesia como de San Juan de Cañicera cobran en las cuentas, el comisario del tribunal, el Juez y el Notario en todas las cuentas, cirios y diversos libros.

Pasando a cosas concretas:

Ermita Cancera, año 1821, componer la E. teja, tabla, cal y madera, jornales 1839, obras de urgencia, varias obras pequeñas con frecuencia retejos.

Iglesia: tres tarimas para los tres altares, 1815. Componer el chapitel de la torre, 1822. Solicitud para la venta de las tierras de Cancera con todo lo necesario para llegar hasta el final.

1824-25. Teja, jornales, cal, arena, tierra, agua, madera, machones, agilones, toda la iglesia, componer y desmontar Sto. Cristo.

Donativo y limosna para Italia.

Jornal por llevar a vender el grano recogido.

Dos reales coste de una carraca en 1829.

1833, campanario, madera, cal, baldosas y teja.

1833, machón para cruz y tres cruces calvario.

1834, tabla para componer el coro, retejo.

1836, pagado por la anticipación de los 200 millones, 31,24

1840, se compran 8 bancos nuevos, yugos de las campanas-

1845, ermita de San Roque, bancos y embaldosar.

1847, compra de tela para hacer capa negra, dos bancos de respaldo.

1849-51, se hace y se bendice el cementerio, 988 reales.

1958, blanquear iglesia, componer veleta torre, escalera y puntas en el baptisterio viejo.

1860, cruz de bronce para el pendón, casulla negra nueva, componer veleta torre.

1862, farol nuevo para el viático- sacras, campanilla nueva.

1864, palio nuevo.

1866. dos barras de hierro para afianzar el coro, dos arañas.

1869, alfombra para las gradas.

1872, retocar el Ssmo. Xto, pintar su capilla, recomponer la bóveda.

1877, confesionario recomponerlo, madera para un arca, media docena de candeleros y una cruz de metal dulce.

1878, urna, sepulcro, retocar un crucifijo para meterlo en la urna, se hace todo lo interior con telas de damasco encarnadas, comprar capa de damasco encarnada, paño de facistol y dos mangas para la cruz procesional.

1879, andas para la urna del SS Xto (se da limosna para sacarlo).

1880, tabla para hacer las puertas del pórtico.

1883, dos ciriales de bronce

1884, Juego de sacras, comprar un confesionario y quemar el viejo.

1888, tarima para el altar Sto. Cristo, tenebrario nuevo.

1889, comulgatorio colocado en el altar mayor, enverjado puerta iglesia y otro en la entrada Sto. Cristo.

1890, 26 machones, 204 costeras, 22 fanegas de cal, 885 tejas, albañiles, peones, adobes, clavos, pidera, más cal y caballos para arrastrar esto y el agua hacer cal y mortero.

1893, arreglo cajonería según autorización, cajones y altar Antonio, juego entero de casullas, 1894, encuadernar boletín.

1896, libro de difuntos.

1897, banda blanca bordada, pendón encarnado, capa blanca.

1898, muere D. José, sacar piedra para el campo santo y traerla.

1900, pintura para la iglesia, jornales, al y yeso, casulla negra, 1 viga.

Año 1824. El señor cura, Lorenzo Blanco teniendo en cuenta las muchas faltas que ha notado en los mayordomos en el tiempo que lleva, hubome de nombrarme mayordomo administrador de los efectos de dicha iglesia por el tiempo de mi voluntad y el y mayordomo dio sus cuentas, Inocencio Poza, realizó sus cuentas durante 4 años.

Visitas Pastorales.

Año 1829. Despacho mandado por el Sr. Provisor y Vicario General, dice se llama la atención a los párrocos, tenientes y curas vicarios, en la forma y de tomar cuentas y nombrar mayordomos sin licencia del tribunal diocesano, ni funcionario público que autorice, procediendo así se siguen muchos males….nadie se hace responsable, y no quieren a veces saber nada con el párroco; se proceden autorizaciones indebidas; caudales divididos; obscureciéndose las cuentas cuando más lo necesita la parro….. …….Se procede al matrimonio en tiempos prohibidos y sin licencia que hay que pedirla según el sínodo para que se autoricen algunos matrimonios…. O ha militado o son transeúntes o de diversas diócesis donde han estado hasta ser capaz de contraerlo, sin proceder a información soltería, libertad, licencia todo ello recomendado y por no hacerlo se llega a matrimonios bígamos…. Otros hacen obras, compran cosas, que según las sinodales deberían consultar, imponen capitales y censos reducidos pertenecientes a las fábricas y fundaciones piadosas, lo hacen a su arbitrio y traspasando otros actos, hacen escrituras que contienen el vicio de la nulidad por no tener aprobación del tribunal. Por todo esto mandamos una circular para que el arcipreste con el correspondiente oficio avise a todos los curas para que así no se comentan excesos y todos puedan estar enterados de dicho despacho.

A 27-09-1851. Al comienzo del libro siguiente o cuaderno con timbre hay una carta del provisor del obispado donde dice entre otras cosas: que el papel en que se hagan las cuentas sea timbrado, que no se de gasto por comida o bebida a costa de dicha fábrica, que al mayordomo entrante cobre todo lo anterior y que lo administre conforme a derecho todo lo entrare y que el cura de parte al Tribunal de cualquier malversación de caudales que advirtiere.

Año 1856. Sr. Obispo Vicente Horcos.

Examinado en la parroquia el SSmo. Sacramento, pila bautismal, oleos, aras de altares, ornamentos, vasos sagrados y demás que visitar debía lo halló todo en buen estado y con el aseo y decencia correspondiente y encargó al mismo párroco que continúe con el mismo esmero por el decoro del templo del Señor y las cosas destinadas a l divino culto, pidió razón de las cuentas de fábrica desde la última visita pastoral en 1816, examinadas las halló en forma ilegal, pues algunas no proceden como dice el mandato del tribunal, otras en un papel incompetente y todas desde el año 1834 sin firmar ni por el mayordomo ni el juez comisario y el notario, se previene al párroco que en el término de dos meses formalice dichas cuentas poniéndolas con toda claridad y exactitud y con todos los requisitos legales y hagan fe, y lo mismo respecto de Santervás y se dan ocho mandatos.

1883, Visita Pastoral. Pedro María Lagüera, después de visitar el SSmo Pila…. Se halló en regular estado de conservación y decoró, visitó el camposanto y nada tuvo que reparar. Visitó San Roque, la cual está bien conservada así como nada que observar en la Casa Parroquial, pidió razón y cuenta desde la última visita del libro de fábrica y observó que no se habían aprobado las cuentas en razón de faltar algunas formalidades y mandó que se cumpliesen por el párroco a la razón D. Pedro Marco. Mira las realizadas después de la visita anterior y encuentra una serie de errores de cargo y data que al final por haber muerto algunos y el párroco, es difícil hacerlo pero que se intente recuperar lo que de la iglesia a pesar de todo declaro legítimo el alcance de 379,86 de tal modo que lo que se recupere se incremente en el momento oportuno.

5 de mayo de 896, Victoriano Guisasola, Secretario, visita. Se miran las cuentas desde 1883 hasta 1895 se hallan algunos reparos como el que no se ha subsanado lo dicho en la visita anterior, mandamos que se hagan las gestiones para recobrar para la fábrica la cantidad de novecientos veintiún reales y quince céntimos; en las nuevas también hay alguna omisiones, rompimientos y capillas y encargamos al párroco que pueda hacer esos ingresos en lo sucesivo. Hay una rectificación visto el resultado entra cargo y data del último año. No hay error de ninguna clase y por tanto con la cantidad de aquí comenzará el año siguiente.

Visita. Llegó a las once de la mañana y fue recibido por el párroco, otros sacerdotes y el Ayuntamiento y los niños de las escuelas formados procesionalmente. Mucho público se dirigió a la iglesia en la que hizo la entrada, recibido según las rúbricas y recitadas las preces visitó Sagrario….. y demás utensilios de culto. Dirigió la palabra al pueblo media hora, exponiendo los fines de la visita y congratulándose del buen estado religioso y moral en que se hallaba generalmente esta feligresía, sentando algunos puntos respecto a costumbres en las cuales algo ha advertido que necesita corrección excitándoles a la observancia de los preceptos divinos y Ecco, frecuencia de sacramentos y práctica de virtudes Xtnas haciendo una explica de la Confirmación, dándolo a cuantos ien dispuestos se presentaron niños y adultos. Terminada la confirmación se cantaron tres responsos visitando de paso el cementerio.

Visitó la casa rectoral, el archivo, boletines, y sus libros de B.A.D. y fábrica después de ver todos habló privadamente con el párroco de lo administrativo, así lo material como lo moral y dio estas instrucciones.

1.- Las formas son pequeñas y es indecoroso porque se humedecen los dedos al dar la comunión, mandamos que se ensanche la boa o corte del formón y que no sea de diámetro menor que el de una moneda de dos pesetas.

2.- Las rejillas del confesionario son claras, rogamos que sin tardanza se hagan más tupidas o se coloque por dentro una tela metálica o plancha agujereada.

3.- Declaramos en todo su vigor las disposiciones y mandatos de visitas anteriores en cuanto no se opongan a estos decretos.

Visita Pastoral 19-06-1900. Obispo José María García Escudero. Visitó con las solemnidades prescritas al Ssmo…… encontrándolo todo con el decoro conveniente y en buen estado excepto una viga que se halla ruinosa y autorizó al párroco para que mande colocar una nueva, así como para que coloque unos canalones que se necesitan en el tejado de la iglesia. Dirigió la palabra a los fieles y administró el S. de la confirmación, también la Sagrada Comunión a gran número de personas, las aprobó y encarga al párroco que según las anteriores visitas reclame las cantidades que se adeudan a la iglesia, refiriéndose especialmente a los herederos de D. José, muerto hacía un año y que no se habrían hecho cuentas.

Un comentario

  1. Quería saber lo que era un libro de fabrica y me he enterado leyendo el de Fuentearmegil.Y ahora pregunto, todas las parroquias tienen su libro de fábrica o dependen de la dócesis??????????
    gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.