Categorías
La España vaciada Teleclub

La España vaciada (6). Proyecto para un análisis de las causas de la despoblación.

Después de casi cien años desde la compra del Coto Redondo al conde de Adanero en 1924, las formas de vida en nuestros pueblos han cambiado tanto que podemos decir que en nada se parecen a las vividas en los siglos anteriores.

Los antropólogos llaman a la situación actual nuevas ruralidades, y piensan que los pueblos pequeños y las personas que viven en ellos se encuentran formando parte de un sistema global que abarca todo el mundo en términos de economía política, ecológica, interrelaciones sociales y significaciones culturales, que tienen en cuenta una visión más amplia y lejos de la cortedad de miras de quienes consideran superior la vida en las grandes capitales que la que llevan los que trabajan en el cultivo de la tierra y la cría del ganado que les sirve de alimentación a ellos mismos y también a los que viven en las ciudades.

Siendo así, nos conviene descubrir las razones de la despoblación de las zonas dedicadas tradicionalmente a la actividad agrícola y pecuaria sostenida. ¿Es un proceso inexorable o se pueden generar alternativas económicas para invertir la tendencia? ¿Cómo perciben las personas nacidas allí esos cambios? ¿Qué está fallando en las políticas públicas que obliga a la gente de los pueblos a salir a ganarse la vida fuera?? ¿Por qué se conciben los pueblos cada vez más como lugar turístico y no como entorno de vida y como ?espacio de producción?

El planteamiento de preguntas como categorías analíticas nos pone en camino de indagar en las posibles respuestas, acudiendo a las fuentes que pueden darnos las soluciones más acertadas.

La primera clave es desentrañar cómo se ha ido produciendo la desarticulación de la sociedad tradicional y como se ve la aparición de nuevas modalidades productivas, nuevos valores y nuevas pautas de comportamiento. Para averiguarlo debemos de empezar por escuchar a los vecinos mismos para saber lo que piensan sobre lo que conviene hacer para mejorar sus condiciones de vida, y para introducir innovaciones capaces de crear formas de negocios acordes con los tiempos.

Por otra parte, se hace básico descubrir si la Administración Pública prevé realmente planes de desarrollo territorial para los pueblos de bajo número de habitantes tanto en ámbito provincial como autonómico, y los proyectos estatales que pudieran existir destinados a contrarrestar de manera eficaz el abandono que padecen las zonas desfavorecidas que se han dejado a su suerte hasta alcanzar el estado de vaciamiento y peligro de extinción que sufren en la actualidad.

Todavía estamos a tiempo. Es urgente tomar medidas contra Las consecuencias de la despoblación creciente y el abandono de las tierras de labor, porque la desertización del campo es irreversible y representa un factor determinante en el cambio climático mundial, que destruyen el equilibrio del ecosistema del planeta. El proceso todavía no es inexorable y se pueden generar alternativas económicas para invertir la tendencia.

Todavía estamos a tiempo de hacer algo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.