Categorías
Costumbres y leyendas

El nido de los alcotanes

Hay quien dice que se nota que no quedan chicos en nuestros pueblos, en que nadie coge las moras de las moreras, no se oyen ya sus gritos por las calles y plazas, y en que cada vez hay más pájaros en el campo. Con el tiempo nos olvidaremos de lo que eran los tiragomas o tirachinas, como queramos llamarlos, y se perderá la costumbre de ir a buscar nidos y poner lazos para coger a las pájaras cuando iban a incubar los huevos o llevar comida a los chinchorros.

Hubo un tiempo en que el Ayuntamiento pagaba dinero por matar algunos animales, que se pensaba que eran peligrosos, como los lobos y los zorros, pero también mochuelos, algorros y alcotanes, como llamábamos a los cernícalos, que solían verse surcar el aire en busca de comida. Ahora imagino que habrá menos porque hasta la comida les irá faltando.

Rememoro cuando de chico, íbamos arriba a las lomas de las colinas, donde no se siembra, a buscar nidos de pardillo entre los arbustos y estepas del monte, y a cazar pájaros, gorriones y trigueros, al principio con tirachinas, y pasados algunos años con las escopetillas de perdigones.

Me viene a la memoria la vez que cogimos un nido de alcotanes, con pocos años, no se si 11 o 13 años .Uno de nosotros se aprendió en La Golinosa un nido de alcotanes, y un día al atardecer, cuando ya eran grandes las crías y estaban para poder escapar, nos juntamos algunos chicos de la pandilla, entonces nos juntábamos muchos críos en verano, y con un pesado palo, aunando esfuerzos porque la vara era lo suficientemente larga para llegar a lo alto de un chopo donde se encontraba el nido, los hicimos caer. Ya volaban casi…

La idea nuestra era domesticar alcotanes, que así llamábamos a los cernícalos.

-vamos aplicar el arte de la cetrería.

No hubo halcones para todos. Sólo había 4 crías, y éramos algún chico más. Yo me quedé sin él, y la verdad es que en ese momento tuve una gran desilusión.

Los que consiguieron uno lo llevaron para casa con la felicidad y la inocente intención de criarlo en casa.

Visto ahora, con perspectiva, la verdad es que nuestra actitud no era muy ecologista… Pero con casi total seguridad, al llegar a casa con ellos y verlos los padres o los abuelos, alguno de esos pájaros acabaron liberados de nuevo en La Golinosa.

En el fondo el alcotán y el cernícalo, son dos falcónidos diferenciados, aunque en estas tierras nuestras, a los halcones de pequeño tamaño siempre los oí llamar alcotanes. Como si con el nombre “alcotán”, se pretendiera generalizar y englobar a todos esos pequeños falcónidos. Así como con el nombre de “algorro” se intentara englobar a los demás falcónidos de mayor tamaño.

El alcotán es un halcón de pequeño tamaño. Suele comer ratones, pájaros, insectos, ranas, culebras, lombrices y otros animales pequeños. Antes se creía que también se comían los pollos de perdiz y otras piezas de caza, y en tiempos se le consideraba entre las alimañas y estaban perseguidos por las autoridades.

El macho adulto es de color castaño rojizo con motas negras, contrastando con la cabeza y cola de color gris que termina en una franja también negra. La hembra adulta, es más grande, y de color castaño, como de teja con manchas negras.

Le gusta vivir en zonas donde hay árboles, con zonas abiertas y despejadas para la caza. Se le puede encontrar entre matorrales y campos baldíos debido a su facilidad para adaptarse a diferentes clases de terrenos, y se ha convertido en una de las aves de presa diurnas más comunes en nuestra tierra.

Existe una gran variabilidad de ambientes apropiados para la nidificación. Es habitual en pinares o choperas, rodeados de cultivos o cercanos a zonas de agua. Los pinos son los árboles más seleccionados para criar, pero también nidifica en encinas y chopos. El nido puede estar a una altura variable, como media en torno a los 7 metros. No construyen su propio nido, sino que utilizan los construidos por otras especies como grajos, picarazas y cornejas.

Se reproducen fundamentalmente entre los meses de abril y agosto. Suele poner entre 3 y 5 huevos blancos con manchas rojo-acastañadas, tienen un período de incubación de unos 25 a 28 días, principalmente incubados por la hembra, y las crías permanecen en el nido alrededor de cuatro semanas, con un período de dependencia de los padres tras abandonar el nido de aproximadamente un mes. El nacimiento de los pollos suele coincidir con la segunda mitad de julio.

Al acordarme ahora del nido de alcotanes que cogimos de pequeños, me entran ganas de volver a los mismos sitios, por si tuviese la suerte de ver alguno cerniéndose en el aire, permaneciendo quieto aleteando en el cielo, oteando alguna presa para lanzarse en picado.

Por suerte los Ayuntamientos ya no pagan por depredar los animales del campo.

5 respuestas a «El nido de los alcotanes»

HOla, mi hermana acaba de encontrar un cernicalo vulgar herido, y me lo trajo pensando que mme gustaria… claro que me gusta.=) me gustaria saber si es posible domesticar a un ave de estas (adulto) y que es lo principal que debo hacer para cuidarla bien. gracias.

Yo tuve un cernícalo que cogí en la iglesia del pueblo (en la zona vieja, tras el incendio). Es un ave preciosa, mi favorita entre las rapaces, aunque casi inválida para la cetrería. El alcotán en cambio si que tiene un mayor uso, ya que es un buen cazador de pajarillos.

Si encuentras un cernícalo herido o cualquier otro aver, puedes dirigirte a GREFA, ellos te indicarán qué es lo mejor que puedes hacer.

Saludos

Hace años Cuando mis ijos eran pequeños, me regalaron un cernícalo herido.de un ala, pensando que a mis hijos les gustaría.
Era finales de Agosto. Me lo traje a Barcelona y lo entregué al zoo. Me preguntaron por su procedencia A los pocos días recibí una carta dicéndome a que especie pertenecía.
Adjunto a la carta me enviaron varias entradas para el zoo. Mas tarde recibí otra carta en la cual me decían que el pájaro estaba curado y que lo soltarían
Jonás

Estoy leyendo algunos comentarios antiguos que no había leído con detenimiento, y compruebo que el juego de comentarios surgidos en torno al relato de los alcotanes, escrito por Javier, es realmente interesante y valioso. es un valor añadido de primer orden para nuestra web. gracias por hacerlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.