A MI PUEBLO FUENCALIENTE.

Pueblo pequeño y coqueto
te llevo en mi subconsciente,
pues siempre estarás conmigo
mi añorado Fuencaliente.

De tus calles polvorientas
de la Ermita y de tu fuente
tengo muy gratos recuerdos,
mi querido Fuencaliente.

Así como de los bailes
celebrados comunmente
en la que fue La Casilla
del pueblo de Fuencaliente.

No podré olvidarte nunca
te llevo siempre en mi me
nte, siempre serás con orgullo,
mi querido Fuencaliente.

En los meses de verano,
conversando con la gente,
aparecen los recuerdos
de mi vida en Fuencaliente.

Lo tengo siempre muy claro,
lo tengo siempre presente,
no hay pueblo más bonito
que el pueblo de Fuencaliente.

Tiene a La Torca por seña,
y por cartel una fuente:
las dos postales famosas
del pueblo de Fuencaliente.

Agua en verano fresquita
y en el invierno caliente;
de Los Remedios la ermita
patrona de Fuencaliente.

¡Cuánta alegría en tus calles
de bullicio permanente!
lo recuerdo cuando niño
en mi pueblo Fuencaliente.

En las tardes de la trilla
con el sol siempre candente,
qué buenos ratos pasados
en tus Eras, Fuencaliente.

En tu escuela de los chicos
me hicieron inteligente
para triunfar en la vida,
gracias a ti, Fuencaliente.

Un recuerdo a nuestros padres,
que con sudor de su frente
y con sus manos hicieron
próspero a Fuencaliente.

Hoy desde la nostalgia,
siempre te tengo presente.
¡Cómo te admiro y te adoro!
mi soriano Fuencaliente.

Siento pena por mi pueblo,
se está quedando sin gente:
sólo mayores y ancianos
habitan en Fuencaliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.