El último fideero

El fideero de rejas


Fideos caseros

Si preguntáramos a nuestros padres y a nuestros abuelos por las bodas de antes nos dirían seguro que eran mejor que las de ahora, y no podemos saber si es cierto o si su creencia es porque les engaña la nostalgia. Lo que sí es verdad es que duraban varios días y participaba en ellas casi todo el pueblo.

Pero no voy a hablar de bodas sino de la comida que se ponía en esas fiestas. En aquel tiempo en nuestro pueblo no se conocía el marisco, ni los canapés, ni la salsa mayonesa. Ni falta que les hacía.

En las bodas se comía paella hecha de pollo y cangrejos del río Perales y después cuarto asado en el horno de leña. A más de uno le tocó llorar porque se hartó de paella y no pudo llegar al asado.

En aquella época se comía un buen cocido con cecina de oveja, gallina, pata, oreja, espinazo y tocino de cerdo. De ahí salía un caldo que se podía cortar de sustancia que tenía, en el que se recalaban fideos caseros, hechos por un fideero de Rejas que iba de pueblo en pueblo. !Qué lujo!

Parece mentira para los que no lo hemos vivido, pero mi madre todavía conserva el saquito de cáñamo donde los guardaba.

-Los fideeros venían dos o tres veces al año, o en ocasiones especiales como bodas o fiestas, y traían la máquina para hacerlos, que era parecida a una gran churrera, además del azafrán para darles color.

-¿Y la harina?

-La harina la poníamos nosotros, hecha con el trigo de la cosecha, que al ser fuerte resultaba muy buena para hacer la masa.

Mi madre me habla de cuando venían los fideeros por los pueblos como extrañada de que yo no lo sepa, sin darse cuenta de que el tiempo va amontonando unas cosas encima de otras y que las de abajo terminan borrándose de la memoria.

-se echaba la masa en la máquina y el fideero movía una prensa dándole vueltas como si fuera un torno. Por la parte de abajo tenía una rejilla como una criba por la que iban saliendo los fideos ya hechos.

cuando eran tan largos como se quería se cortaban con la mano y se colgaban en unas varillas para que se secaran antes de meterlos en el taleguillo.

-¡Y no se rompían?

-Es curioso pero no se rompían, no.

-¿Y cuánto tiempo hace de eso?

-Pues que haga sesenta años. No creo que más. Se hacían grandes cantidades, y nos juntábamos dos o tres familias en una casa. estoy pensando que voy a subir a la cámbara a ver si encuentro el saquito de guardarlos metido en un arca.

Y pocos minutos después la vi que bajaba satisfecha, enseñándome un saquito de cáñamo mediano de grande, como si fuera la prueba de que un día los fideos se hacían como quien dice a mano.

-¿tú pensabas que siempre se habían comprado hechos?

-------------------------------

FIDEOS CASEROS

Ingredientes:

-Un kilo de harina,

-una tacita de café de agua,

-azafrán,

-sal.

Modo de hacerlo:

Se pone el agua, el azafrán y la sal al fuego.

mientras, se hecha la harina en un barreño de barro, y cuando empieza el agua a hervir se hecha poco a poco en la harina y se va amasando. Tiene que quedar la masa bastante dura, más que la del pan. Cuando no se pegue a las manos, se deja reposar un poco tapada con un trapo.

entonces se pone la masa en la máquina y poco a poco se van haciendo los fideos.

Buen provecho.

Elena Lucas Lafuente

No se adminten nuevos comentarios

Esta página está hecha por Eutiquio Cabrerizo, del pueblo, con la ayuda esporádica de varios colaboradores.

Localización del pueblo en Google Maps

Si quieres escribirme, hazlo aquí: eutiquio@ono.com

Última actualización: 3/01/2015

Si te gusta leer, puedes encontrar cosas sobre literatura entrando en La libroteca.

Logo de websoria
Google